Trucos y guía de Metal Gear Solid 5: The Phantom Pain (I)

Trucos y guía de Metal Gear Solid 5 The Phantom Pain (I)

Tras diecisiete años ha llegado el desenlace de la historia de Kojima con Metal Gear Solid, un final por todo lo alto para una de las sagas más importantes de la historia del videojuego. Y qué forma de terminarla: The Phantom Pain es una aventura expansiva y tortuosa que se distancia de la fórmula tradicional de los Metal Gear, ofreciendo un generoso y rico mundo abierto.

Por eso es posible que necesitéis algo de ayuda navegando por su mundo. Por eso esta guía os llevará de la mano por la aventura apuntando zonas de interés, estrategias para los jefes finales y todo lo que tenéis que saber para superar esta historia épica sin problemas.

Hemos dividido nuestra guía en misiones individuales, remarcando los objetivos disponibles en cada una de ellas; tomamos una ruta bastante directa en general, así que si queréis completarlo todo de una sola vez podéis usar la lista de los distintos objetivos como una indicación de lo que os interesa hacer o no durante vuestras partidas.

Aprende a controlar la Base Madre

Ahora que ya has rescatado a Kaz y has vuelto a la Base Madre, es momento de darte una vuelta por tu nuevo hogar. Acércate a Ocelot (quien te está esperando en las escaleras más adelante) y sigue sus instrucciones para aprender cómo llenar la Base Madre con personal muy útil mientras estás en trabajo de campo.

Cuando recibas el sistema de rescate Fulton apunta tu pistola tranquilizadora a uno de los soldados que están en la plataforma cercana y dispara para desearle buenas noches. Luego ve hacia ahí y sigue las indicaciones para extraerlo. Cualquier personal que extraigas se asignará automáticamente al equipo que mejor encaje con sus habilidades. Abre tu iDroid y selecciona Administrar a tu equipo del menú de la Base Madre para descubrir qué ha pasado con el soldado que acabas de extraer.

Luego sube un nivel del menú y selecciona Armas/Objetos en desarrollo. Para poder empezar el desarrollo de la caja de cartón deberás extraer unos cuantos soldados más. Cierra tu iDroid y prepárate para noquear a otro soldado, esta vez usando combate de corto alcance (CQC).

Practicar extracciones

Sigue las indicaciones para lanzar a tu objetivo al suelo y luego procede a extraerlo como has hecho antes. Como te explica Ocelot, la salud de un objetivo y el tiempo pueden afectar al ratio de éxito de la extracción. No obstante puedes ver el porcentaje de éxito antes de desplegar tu dispositivo Fulton – algo que hay que tener en cuenta antes de lanzar tu objetivo a la estratosfera.

Extrae el tercer soldado usando el método que prefieras y luego abre tu iDroid de nuevo. Vuelve al menú de Armas/Objetos y selecciona caja de cartón para iniciar el desarrollo. Necesitarás suficientes GMP (que se ganan completando misiones) para empezar el desarrollo, así que asegúrate de tener lo que necesitas antes de que tu equipo de I+D empiece otro proyecto.

Entrena en combate CQC

Ahora tienes libertad para empezar una nueva misión, pero hay unas cuantas cosas más que puedes aprender en la Base Madre antes de seguir.

Ve a ver a Ocelot una vez más y empieza su entrenamiento de CQC. Acércate a cualquiera de los guardias cercanos tal y como se te indica, agarra a uno y noquéalo. De nuevo, extráelo para proceder. Luego sigue las indicaciones para repetir el proceso.

Sube al helicóptero y dirígete a la zona de operaciones

Antes de continuar siéntete libre de tomarte una ducha; después de todo salir en misión de campo y lucir de la mejor forma posible no tiene por qué estar reñido.

Cuando acabes abre tu iDroid para navegar por el menú de misiones, selecciona el helicóptero y cuando llegue súbete para salir de ahí.

Cuando te vayas se añadirán varios proyectos nuevos a tu pantalla de I+D y la misión actual llegará a su final. Ahora que estás en el aire podrás seleccionar una lista de misiones de Ocelot. Cada una tiene misiones principales y secundarias, y cada una tiene sus recompensas. Vamos a llevarte por ellas en orden.

En la mayoría de misiones de Metal Gear Solid 5 recibirás una puntuación que te ofrece un vistazo general de tu actuación. Cuando intentes por primera vez cada misión probablemente no llegues al mejor rango, pero repetirlas debería ayudarte a subir de rango y dominar cada objetivo. Aquí te mostramos cómo aumentar tus puntuaciones y conseguir el valioso rango S.

Conseguir más GMP en Metal Gear Solid 5

El rango que consigas en cada misión no solo te dará un emblema, sino que también afectará a la recompensa en GMP que recibas por completarla. Dependiendo de lo bien que lo hagas, recibirás los siguientes modificadores:

Rango Puntuación Bonus
S 130,000 20%
A 100,000 18%
B 60,000 20%
C 30,000 30%
D 10,000 45%
E <10,000 100%

Para ofrecer dos ejemplos de cada uno de los extremos, si consigues una puntuación de 10.000 recibirás un bonus de 4.500 GMP, mientras que si consigues exactamente 130.000 puntos lograrás un bonus de 26.000 GMP.

Ten en cuenta que la primera vez que completes una misión recibirás una recompensa por eso mismo; si la repites y la superas de nuevo esa misma recompensa se reducirá a la mitad cada vez.

Trucos y guía de Metal Gear Solid 5 The Phantom Pain (I)

Cómo conseguir un rango S en todas las misiones

Hay unas cuantas cosas que puedes hacer para incrementar las opciones de conseguir la mejor puntuación. Aquí te enseñamos lo que debes tener en mente.

Objetivos de la misión – Cada misión del juego tiene un par de objetivos de misión adicionales. Aunque la mayoría de ellos no ofrecen mucha puntuación adicional, completar ciertas tareas hará que todo sea bastante más fácil.

Velocidad – Cuanto más rápidamente completes una misión, más puntuación recibirás. Cuando termines una misión céntrate en priorizar los objetivos principales en lugar de intentar completar toda la lista, ya que el bonus por completarla en poco tiempo es mucho más valioso.

Sigilo – Si terminas una misión usando un sigilo perfecto y sin matar a nadie automáticamente recibirás otros bonus adicionales, lo que hará que tu puntuación sea más alta. Por supuesto cualquier pequeño desliz puede hacer que todo el trabajo se vaya al garete, así que mejor dejar esto para los que realmente dominen el asunto.

Precisión – Otra forma de conseguir una mayor puntuación es asegurarte de que has eliminado a todos tus enemigos con precisión, como por ejemplo con tiros a la cabeza. Si lo tienes en cuenta probablemente no te cueste mucho conseguir un rango S.

Localiza y rescata a Kazuhira Miller

El desierto se expande frente a ti, así que sigue las indicaciones y activa tu iDroid. Tu objetivo principal en esta misión es localizar y rescatar a Kazuhira Miller. Podrás encontrarlo en algún lugar en la región de Da Ghwandai Khar – como se te indica en el mapa.

Cierra tu iDroid y activa tus prismáticos. Localiza el poblado en la distancia (ya sea siguiendo las instrucciones de Ocelot o identificando el destello en las lentes) y haz zoom. Luego sigue las indicaciones para realizar una llamada de apoyo. Finalmente, marca un punto de ruta como se te indica.

Tu primera tarea es investigar el poblado que marcaste anteriormente y descubrir más sobre el paradero de Miller. Con las gafas de sol de Kaz en tu posesión, empieza a dirigirte a la villa en la distancia.

Mientras avanzas se te presentarán las mecánicas básicas para montar a caballo. Cuando termines deberás saber cómo galopar, así como apuntar tu arma, recargar y activar los prismáticos mientras estás montado en él. Ten en cuenta que también podrás evitar que te detecten escondiéndote a los lados del caballo.

Captura el puesto de la guardia

Sigue por el camino polvoriento y en poco tiempo se te indicará que hay un puesto soviético cerca. Detente y activa tus prismáticos para empezar a investigar la zona.

Hay un soldado fumando en la parte izquierda de la carretera. Haz zoom y céntrate en él para marcarlo como objetivo (también funciona en prisioneros y vehículos) y luego baja del caballo. Haz lo mismo con el segundo hostil que hay tras la torre de vigía en la parte derecha de la carretera.

Luego deberás acabar con los dos guardias sin que te detecten. Baja de tu caballo y avanza por las rocas cercanas que hay a la izquierda, boca abajo. Lentamente acércate por detrás al guardia que está fumando.

Cuando lo hagas se te indicará cómo usar el modo sigilo – el modo en el que eres menos detectable para los enemigos. Para activarlo ponte boca abajo y presiona el botón indicado. Si te detectan en algún momento (y quieres evitar el combate), puedes cubrirte tras los obstáculos y activar de nuevo el modo sigilo.

Cuando estés listo para acabar con el guardia acércate, levántate y sigue las indicaciones que se te indican para agarrarle por detrás. De este modo podrás interrogarle, dejarlo inconsciente o matarlo. Ten en cuenta que la interrogación no funcionará en guardias que no hablen inglés a menos que tengas acceso a un traductor. Cosas de Kojima.

Por ahora noquea al guardia y prepárate para esconder el cuerpo. Recoge al soldado y localiza el baño portátil directamente detrás de ti. Llega al guardia hacia allí y deja el cuerpo dentro cuando se te indique. Antes de que abandones la zona recoge el diamante en bruto de debajo de la mesa (un indicador brillante te marca la posición).

Ahora es el momento de acabar con el segundo guardia de la zona. Ponte boca abajo y avanza por la carretera, moviéndote tras la torre de vigilancia. Acércate poco a poco a tu siguiente objetivo desde detrás y acaba con él como hiciste antes. Ten en cuenta que se hará de noche a medida que avances, lo que te permitirá ocultarte con mayor facilidad aunque, también, tener menos visibilidad.

Trucos y guía de Metal Gear Solid 5 The Phantom Pain (I)

Cuando acabes con el segundo hostil, capturarás el puesto de guardia. Deposita el cuerpo tras el muro que hay cerca si deseas, y vuelve a montar a caballo.

Ahora que ya te has hecho con el puesto podrás avanzar hasta el poblado Da Wialo. Galopa por el camino en dirección al marcador y detente cuando Ocelot te sugiera que reconozcas la zona. Tendrás que encontrar un puesto elevado para tener un buen punto de vista de la zona – cómo no, tienes la zona ideal a tu izquierda, al sur del poblado.

Desciende de tu caballo, sube y usa tus prismáticos para reconocer la zona de debajo. Primero localiza los edificios iluminados del centro de pueblo – hay una antena parabólica que brilla en el techo. Ocelot te dice que probablemente sea un buen lugar para buscar más información sobre el paradero de Miller, así que recuerda la posición.

Luego localiza y marca a los dos guardias que patrullan individualmente alrededor de la base del edificio. Finalmente busca y marca a los dos guardias que se mueven por la carretera que pasa por el centro del pueblo – es posible que quieras ir cambiando tu posición para marcar a todos los enemigos.

Con todos los objetivos marcados, desciende y avanza hasta el edificio principal que viste antes. Si te acercas desde el suroeste cruzarás el puente que te llevará hasta unas pequeñas cabañas con un callejón entre ellas. Ese callejón lleva directamente al edificio central, con los dos soldados patrullando cerca. Cúbrete tras el edificio de la derecha, teniendo en cuenta la cabaña iluminada de la izquierda, y echa un vistazo por la esquina.

Asegúrate de que los guardias se han separado antes de continuar y centra tu atención en el solitario que está en la entrada del edificio. Espera hasta que empiece su patrulla y acércate rápidamente para acabar con él. Puedes dejar su cuerpo dentro de la cabaña iluminada que viste antes – también encontrarás algunos diamantes en bruto por ahí. Debería haber un segundo guardia cerca, así que acaba con él y deja su cuerpo por ahí, también.

Ahora que dos de los cuatro soldados están fuera de combate deberías poder entrar en el edificio principal y localizar la información que necesitas para seguir avanzando. Antes de hacerlo, no obstante, es mejor localizar a los otros dos enemigos. Si no puedes verlos es posible que estén en el edificio. Puedes confirmarlo apuntando tus prismáticos a la estructura para ver si están hablando en su interior.

Cuando sepas dónde están localiza la gran puerta azul de la izquierda del edificio principal y avanza por ella. Hay una pequeña escalera al girar la esquina, a la derecha, así que sube y recoge recursos en la caja que hay en la parte superior. La información que buscas está en la habitación iluminada de delante. Puedes entrar por la puerta de la derecha de las cajas – no obstante ábrela con cuidado o el ruido llamará la atención de los guardias de la habitación inferior.

Cuando estés dentro escanea la información de la mesa para descubrir dónde se encuentra Miller. En cuanto lo tengas deberás moverte rápidamente para evitar que te detecten. Avanza por la puerta, gira a la izquierda y camina por la escalera de piedra. Finalmente sal de la zona y vuelve al exterior para llamar a tu caballo.

Encuentra e infíltrate en Da Ghwandai Khar

Ahora que ya sabes dónde está Miller es momento de sacarlo de ahí. Monta en tu caballo y empieza tu viaje a Da Ghwandai Khar dirigiéndote al marcador amarillo. Lógicamente es más seguro rodear el poblado que en el que acabas de infiltrarte en lugar de simplemente galopar por el centro como si no hubiera mañana.

Vuelve a tomar el camino de tierra al norte del poblado y ve dirección noreste. Cuando llegues a la bifurcación verás otro puesto de guardias. Hay más de ellos durante el día (que probablemente sea el caso) así que avanza con cuidado. Si quieres infiltrarte en el puesto busca una posición elevada y usa tus prismáticos para reconocer la zona antes de seguir.

Si prefieres seguir hacia tu siguiente objetivo sin preocuparte por el puesto abandona el camino y rodea la zona mientras te diriges al punto marcado. Lo mejor que puedes hacer es abrir el mapa y localizar el desfiladero que corta las colinas al noreste del puesto. Avanza por la colina y sigue el camino entre las rocas. Cuando salgas al otro lado encontrarás el punto perfecto para reconocer la ciudad de Ghwandai.

Detente sin perder de vista la ciudad y saca tu iDroid. Haz zoom en Ghwandai y sitúa un mcarcador en el edificio más grande marcado como ‘Miller’. Cierra tu iDroid y antes de continuar usa tus prismáticos para reconocer la zona. Verás a varios soldados soviéticos situados a lo largo de uno de los lados de la carretera, junto con guardias patrullando las calles de la ciudad. También hay cañones antiaéreos y un emplazamiento de armas – ¡escanéalo todo!

Como el mundo de Phantom Pain está siempre fluyendo deberás montarte el plan de ataque dependiendo del estado en el que encuentres la ciudad. Tu destino, no obstante, es el edificio principal que marcaste antes.

Desciende del caballo y avanza poco a poco descendiendo por la colina hacia la ciudad. En lugar de ir directo a la zona, ve hacia la cabaña pequeña que hay en la parte de más a la derecha del lugar. Cuando te acerques a la carretera ponte boca abajo y cruza solo si estás seguro de que nadie está mirando. Los matojos ofrecen una cobertura excelente hasta que estés preparado para seguir.

Cuando llegues a la pequeña cabaña deberías ser capaz de escalar la colina que hay detrás dirigiéndote al noroeste con relativa seguridad – simplemente recuerda mantenerte bajo y usar las rocas como cobertura para esconderte de las patrullas.

Cerca de la parte superior de la colina, en la zona de más al este, hay otra cabaña con un techo bajo y un porche de cemento mirando hacia la carretera. Sube por la roca de detrás y sigue dirección noroeste. Poco después llegarás a una abertura entre los edificios de la izquierda que te llevará al camino principal. Comprueba que la ruta de más adelante está despejada y rápidamente adéntrate.

Localiza la puerta verde contra el edificio objetivo y entra. Inmediatamente ve a la izquierda y avanza por el pasillo, entrando al edificio de delante. Ve a la derecha, más allá de la radio en la mesa, y ve de nuevo a la derecha para entrar en la celda de Miller. Acércate al cuerpo encadenado e interactúa para liberarlo.

Lleva a Kazuhira al punto de encuentro

Ahora tendrás que llevar a Kaz hasta el lugar de aterrizaje cerca de la ciudad – podrás comprobar el lugar consultando tu iDroid. Deja a Kaz en el suelo y aegura la zona inmediatamente lidiando con cualquier guardia que pueda acechar.

Cuando la zona esté despejada carga con Kaz y vuelve sobre tus pasos, agachándote para incrementar tu nivel de sigilo mientras sigues en el poblado. Sal de nuevo del edificio, dirígete de nuevo a las cabañas que están contra las rocas y desciende por la colina hacia el sureste. Cuando llegues al final de la misma podrás empezar a correr hasta el destino.

Cuando alcances el helicóptero se te alertará de la presencia de Skulls en la zona. Lamentablemente su presencia impide que el helicóptero pueda aterrizar, así que tendrás que escapar de otro modo. Por suerte tu caballo debería aparecer automáticamente, así que monta a Kaz y luego prepárate para cabalgar. Ocelot preparará otro punto de encuentro, así que dirígete ahí.

Cruza el puente al final de la colina y ve a la izquierda, dirigiéndote al segundo puente. Desde ahí galopa hasta el punto de encuentro como se te indica en el marcador. Si te las arreglas para que no te vean podrás llegar a tu destino sin interrupciones.

No obstante, si os Skulls te detectan empezarán a perseguirte, usando su velocidad para alcanzarte. Si eso sucede, avanza haciendo zig-zag para esquivar sus balas y sigue hasta tu destino. Eventualmente la extraña niebla se disipará.

Identifica el equipo de comunicaciones en el puesto de comunicaciones del este

Selecciona la misión C2W y elige la zona de aterrizaje al norte de Spugmay Keep. Empieza la misión a las 0600; esta vez deberás destruir el equipo de comunicaciones soviético del puesto de comunicaciones del este.

Cuando aterrices se te alertará inmediatamente de que hay un pequeño amigo cerca. Este pequeño te podrá ser de ayuda, así que acércate y usa el sistema Fulton para enviarlo a la base. Muy mono.

Acércate al puesto de comunicaciones del este

Monta en tu caballo y empieza a moverte hacia el puesto de comunicaciones del este usando la carretera principal hacia el noreste. Cuando te acerques escanea la zona con tus prismáticos desde un lugar seguro. Como siempre marca a cualquier soldado (no debería haber muchos) y luego acaba con ellos para seguir adelante.

Antes de continuar deberías asegurarte de que llevas algo de C4 – es importante para la siguiente parte de la misión. Primero, asegúrate de que has desarrollado el objeto echando un vistazo al menú de desarrollo de la Base Madre, y luego pide que te lo traigan por aire. Finalmente, recógelo.

Cuando estés preparado sigue hacia el puesto de comunicaciones del este sin perder de vista las patrullas enemigas que se cruzan en tu camino. Cuando te acerques a tu destino encontrarás un pequeño puesto. Cuando lo veas abandona la carretera principal y ve a un puesto elevado a tu izquierda – hay demasiados guardias vigilando la zona como para que la ruta sea viable.

Al salir del camino principal verás un afloramiento rocoso que recorre todo el lado del sur y va directamente al complejo de comunicaciones. Ponte boca abajo y sigue el camino hasta que puedas ver tanto el puesto como el complejo.

Localiza y destruye el equipo de comunicaciones

Ahora empieza a escanear toda la zona con tus prismáticos marcando a las patrullas enemigas e identificando el equipo de comunicaciones que necesitas destruir para completar la misión. Buscas una especie de antenas transmisoras con forma de plato; hay tres en total (dos a lo alto del edificio en el punto más alto y otra un poco más abajo). Ten en cuenta que podrías tener que acercarte un poco más al complejo para detectar la más lejana al noroeste.

También es posible que encuentres una tormenta de arena en tu camino. Eso hará que a los enemigos les cueste más detectarte, pero tú también perderás visibilidad, así que ten cuidado. Si tienes problemas avanzando siempre puedes esperar hasta que la tormenta se calme.

Cuando hayas escaneado todos los puntos de interés serás libre para empezar a infiltrarte en el puesto de comunicaciones. Sigue moviéndote por el lado de la colina hacia el complejo principal, quedándote cerca de las rocas de tu izquierda. Ve más allá de los sacos de arena, avanza bajo, y con cuidado alcanza el edificio más alto – hay una de esas antenas en el tejado.

Usa C4 para destruir el equipo

Sube la escalera para alcanzar lo alto del edificio y planta algo de C4 en el transmisor. Vuelve a suelo firme y empieza a avanzar hacia el noroeste, en dirección al edificio que tiene la segunda antena. Cuando llegues recoge el combustible, el metal menor y los diamantes en bruto bajo la marquesina y luego ve a la parte trasera de la estructura. Sube por la repisa para alcanzar el techo y pon más C4.

Finalmente deberás acercarte al del centro. De nuevo, evita o neutraliza a cualquier soldado que esté patrullando y cuando llegues al edificio objetivo sube por la caja que hay en el muro de ladrillos para alcanzar el tejado. Planta tu tercer explosivo C4 y rápidamente sal de la zona para dirigirte hacia el sur. Encuentra a tu caballo y detona las tres bombas.

Escapa y evita el ataque aéreo enemigo

En cuanto explote todo por los aires el enemigo intentará llevar a cabo un ataque aéreo para acabar contigo, así que galopa todo lo rápido que puedas para salir de la zona. Cuando estés lo suficientemente lejos la misión terminará, ofreciéndote cintas de cassette y una unidad de desarrollo que te permitirá expandir tu cuartel general.

Ahora que la misión 4 ya está completada, Ocelot sugiere que vuelvas a la Base Madre – lo que haces automáticamente. Cuando llegues te encontrarás con el cachorrito que has extraído antes. ¡Saluda a DD – un verdadero Diamond Dog!

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)